BIENVENIDA


En este blog nos contaremos cosas de la biblioteca del cole y hablaremos de libros, vídeos, canciones y todo lo que tenga que ver con la lectura y la literatura, especialmente con la literatura infantil y juvenil. Participa con tus comentarios y sugerencias y síguenos.

viernes, 20 de enero de 2012

LA SALA DE DESTRUCCIÓN / OBLITERATION ROOM

Hay ocasiones en las que he tenido una sensación que hasta ahora no era capaz de explicar. En el trabajo educativo con niñas y niños pequeños hay momentos en que las palabras dejan de tener el sentido que les otorgamos en el discurso adulto y son expresadas simplemente por el placer de escuchar su sonido o por imitar lo que han oído. A veces los vocablos se encadenan en una serie infinita y sin sentido que divierte y pone a prueba, una retahila oral que me aprisiona en una espiral vertiginosa que solo he podido abandonar utilizando mis recursos más clown.
Algo parecido a lo que me hacen sentir estas imágenes, extraídas de un reportaje visual que se puede visitar en este enlace, http://interiores.alterblogs.com/sala-de-destruccin/, una obra de arte contemporáneo en la que miríadas de lunares aplicados con desinhibición absoluta desdibujan los contornos y confunden nuestros sentidos.
Antes
Después

Una curiosa instalación de la artista japonesa Yayoi Kusama
que puede visitarse en la Galería de Arte Moderno de Queensland Art, en Australia. La obra muestra la transformación de un espacio cotidiano a manos de los niños y niñas que visitan el museo, un entorno doméstico con la particularidad de estar pintado y decorado de blanco inmaculado, un lienzo gigante sobre el que van colocando miles de pegatinas redondas, como no podía ser de otra manera tratándose de esta artista, modificando el ambiente y construyendo un particular ready made a lo Marcel Duchamp que excita los sentidos, desconcierta las percepciones y provoca las más diversas emociones.

2 comentarios:

ines vilpi dijo...

Uf,madre mia, qué empacho. Parece uno de esos sueños que se tienen cuando tienes fiebre. Eso de perder los contornos de los objetos marea mucho.
Pero me gusta la experiencia.

José Luis Cano Palomino dijo...

Ese concepto me gusta; es una forma de hacer tuyo el espacio que utilizamos a diario en nuestra vida cotidiana, en nuestra casa, en nuestro aula, en nuestro cuaderno :)
Gracias por los enlaces.
Salu2